lunes, junio 25, 2012

EXCELENTES TIPS PARA IR A LA CAMA, A UNA NOCHE DE SEXO

¿Quieres tenerle a tus pies? ¿Quieres verle suplicar? Suéltate la coleta y ve a por él. Tú tomas la iniciativa, tú dices lo hay que hacer, tú le sorprendes y le haces vibrar de placer.
Fotos y texto cortesía de Elle.com
Te encanta el sexo oral
Desde ahora, adoras el sexo oral. No sólo te gusta sino que te excita practicárselo. No tiene que pedírtelo, tú le buscas a él porque no puedes contenerte. Con la luz encendida, mirándole y siendo absolutamente explícita. Aunque parece el guión de una peli, te aseguramos que él te juraría amor eterno si tuviera una pareja así. Pero si la felación es para ti algo impracticable, te recomendamos comprarle un Tenga, un masturbador masculino que le proporcionará sensaciones muy parecidas a las del sexo oral (lajugueteria.com).
Sé su fantasía
Primera regla en el sexo: todo vale si los dos están de acuerdo. Segunda: no juzgues las prácticas sexuales de nadie. Tercera: hay que probarlo para poder opinar. ¿Quieres satisfacer todos sus deseos sexuales? Pregúntale qué no ha probado en la cama y le gustaría experimentar, qué le atrae de las pelis XXX, cuáles son sus fantasías, qué práctica le resulta más satisfactoria… y ¡ponte manos a la obra! Piensa que tú también vas a disfrutar y déjate llevar.
Deja que te vea
Si quieres volverle loco, tienes que dejar el pudor fuera de la cama. Hacer el amor con luz, poder ver tu cara mientras disfrutas, tu cuerpo mientras hacen el amor, será tremendamente excitante para él. Pero lo que le llevará a la locura será verte tocándote para él. Si quieres llevarle al éxtasis, ponle unas esposas y juega delante de él sin que pueda tocarte. Cuando le liberes, tendrás la mejor noche de sexo que puedas imaginar.
Sé su esclava
Díselo tal cual: por un día, quieres ser su esclava sexual. Harás todo lo que él te pida, satisfarás todos sus deseos solícita y contenta. Además, te vestirás para la ocasión: de enfermera, de policía, de colegiala… lo que más morbo le dé. Y tendrás un montón de juguetes X preparados para probar con él. ¿La única condición? Luego le tocará a él ser tu esclavo.
Hazle participar
No dejes tu vibrador para esos días en los que él no está, móntate un trío con él y tu juguete preferido. ¿Nunca lo ha visto? ¿Crees que puede intimidarle? Si tu dildo es demasiado grande, compra uno pequeño (más que su pene…) y enséñale cómo juegas con él. Luego pídele a él que lo utilice contigo, puede ser perfecto para practicar posturas como el 69. Cuando ya no se sienta amenazado, saca la “artillería pesada” y ve incorporando otros juguetes pensados para los dos: anillas, esposas, geles sensitivos, plugs anales… tienen todo un mundo por descubrir juntos.
Ensalza su ego
Aunque parezcan muy seguros de sí mismos, cualquier crítica acerca de sus dotes como amantes les puede bajar la libido, y algo más, al subsuelo. Si quieres tener un toro en la cama, dile lo viril que te resulta, cuánto te hace disfrutar y las ganas que tienes de que esté dentro de ti. Regálale piropos a su pene (sí, les encanta) y que te oiga gemir cuando hacen el amor. Él ganará en autoestima y tú, en cantidad y calidad de sexo.

Fuente: http://www.lapatilla.com

No hay comentarios.:

PRACTICAS DE TICS EN ESTUDIANTES DE COMUNICACIÓN SOCIAL DE LA ALDEA "SIMÓN RODRÍGUEZ"

Como parte del desarrollo de nuevos profesionales en el área de Comunicación Social de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV) y Misi...