miércoles, mayo 23, 2012

PERIODISMO CIUDADANO: CUIDADO CON LO QUE SUBIMOS A LAS REDES SOCIALES


     Un estudiante de periodismo tiene que saber responder, acerca de cualquier hecho, sea de política, o del arte, de las ciencias, de la religión, del parlamento, de la calle, del incendio o del crimen, del deporte o de la reunión en plaza, de la educación o de las finanzas para poder decir YO SOY PERIODISTA. Es por lo demás, un excelente ejercicio mental para cualquier persona o especialista. Toda la técnica periodística es un pequeño truco que es preciso conocer, manejar y saber manejar. Que paso, cómo ocurrió, quien lo hizo, cuando, donde y por que paso lo que ocurrió o hizo. He aquí concentrado no solo el método del Periodismo sino el de todas las ciencias sociales. Y el periodismo, hijo menor de aquellas, lo engulle, englute y digiere, y de técnica auxiliar puede convertirse, a ratos, por arte de magia social, por necesidad social, en amor. De siervo se convierte en dueño. De técnico se convierte en científico. De bastardo en legitimo. De praxis en teoría. Así lo expresaba el Periodista Héctor Mujica (1927-2000) en su libro “El Imperio de la Noticia” p.26
     Con este preámbulo del libro de Mujica, se podría comenzar comentando que las ciencias sociales, tal como las ciencias puras tienen su secreto para poder ser ejercidas. Las constantes variaciones de la sociedad y las recientes interpretaciones a nuevos paradigmas surgido en el andar de este nuevo milenio, nos deja un sabor aventurero en la boca, con el deseo de seguir indagando cada día más. Con el surgimiento del periodismo ciudadano por la incorporación de equipos tecnológicos móviles y con acceso a internet, ha permitido a la ciudadanía tener más participación en el desarrollo de las noticias diarias.
El entorno cambiante al cual estamos siendo sometidos, nos conlleva de alguna manera u otra, a adaptarnos a las mismas y nos trata de colocar a la vanguardia de los equipos de computación, redes sociales y equipos celulares de alta calidad para que seamos protagonista de esta nueva era comunicacional. Las dudas asaltan oportunamente, cuando por muchos años tenemos que estudiar la carrera de comunicación social o periodismo mientras que ciudadanos con tan solo tomar fotografías y reseñar lo que vieron llevan la noticia. De allí la importancia, de concientizar a la ciudadanía del contenido que ellos vayan a utilizar para colocar en el muro de su Facebook o en la línea de su Twitter, de tal manera, que no pueda perjudicar a las demás personas que la leen u observan.
     A mi parecer, es el momento oportuno de crear campañas de concientización en el uso de la cámara web como medio generador de noticia,  pero ¿qué foto subir? Y  ¿cómo puede perjudicar al público? O en sus efectos como puede afectar al familiar del sujeto de la foto? Estas deberían ser las interrogantes que se tendría que hacer el usuario y pensar si realmente vale la pena subir la foto a la red sin que pueda perjudicar a una gran cantidad de personas.
     En el internet, se ve muy común el uso de la pornografía y del morbo en las imágenes de personas que acababan de sufrir un accidente, sus cimientos que segundos antes estaban dentro de su cuerpo en ese momento de la foto yacen en el pavimento, rodeado obviamente de un charco de sangre que le da un toque más sensacionalista a la imagen. Muchas personas han tenido la osadía de tomar las fotos así y de esa forma subirlas a sus redes sociales, exhibiéndolas como una especie de “trofeo” conseguido por lo que captaron con su equipo móvil. Muchos lo repudiarán pero otros la compartirán e inclusive la pasarán a sus amigos, para que veas como quedo “fulanito”, dirán.  Lo cierto, que el respeto a la humanidad se ha ido por el inodoro de la conciencia, mas sin embargo, debemos estar atentos también en la educación  de esto en nuestros hijos, si antes teníamos que enseñarle a amarrarse las trenzas de los zapatos hoy tenemos que enseñarle que con el morbo del ser humano no se juega.
     Tenemos que unirnos a una sola voz, sin rencor y sin consideración, hacer de cada una de esas fotos e imágenes  puntos a favor de una campaña que  evoque la integridad humana del afectado y por supuesto que no involucre la dignidad psicológica y sentimental que queda post a la muerte de un familiar, recordemos que en nuestra cultura, aun lloramos a cantaros la muerte de uno de nosotros y en consecuencia, nos da dolor ver la foto de un familiar en condiciones no humanas circulando en la red.

No hay comentarios.:

PRACTICAS DE TICS EN ESTUDIANTES DE COMUNICACIÓN SOCIAL DE LA ALDEA "SIMÓN RODRÍGUEZ"

Como parte del desarrollo de nuevos profesionales en el área de Comunicación Social de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV) y Misi...