miércoles, julio 10, 2013

SIN OFENDER A NADIE: PERO NO ESTOY DE ACUERDO CON LAS RELIGIONES A LAS CUALES HAY QUE PAGARLES PARA LIMPIEN MIS PECADOS

SIN OFENDER A NADIE: Pero no estoy del nada de acuerdo que las personas tengan que ir a un Centro Religioso, Templo o Iglesia y pagar para que otros "limpien" sus pecados, una reciente cifra y bien grand por cierto, arrojo que nada mas en América Latina las diferentes religiones suman mas d 750 millones d dólares al AÑO, producto del diezmo o d la recolección d dinero entre sus feligreses. Para poder llegar a Dios no necesitas una persona que hable por ti, tu con tus buenas acciones ya tendrás ganado el amor de nuestro Creador, eso es lo que nos llevamos cuando morimos y no el dinero que depositamos en las religiones.

Lastimosamente, hay muchas personas que se sienten muy bien en hacer esta práctica, la cual no dudo que se les hace placentera y la cual respeto muy bien. Pero a mi parecer, no deberíamos cancelar el 10% de nuestros ingresos en instituciones religiosas que nos ayuden a aliviar la carga de nuestros pecados.

Una experiencia que tuve recientemente, me demostró que en una Iglesia Evangélica de una ciudad cercana, a unos amigos de alta influencia económica, eran mas tomados en cuenta y mas importantes al llegar al templo, solo porque su aporte es el mayor.

Yo se que existen Lideres, que son capaces de atraer, mantener y llamar gente para establecer un código positivo en su comportamiento ciudadano, es mas admiro personalmente a los Cristianos y a los Testigos de Jehova, que sacan de delincuentes personas nuevas y renovadas y estando en armonía con la sociedad.

Admiro a los Católicos que en su afán de seguir conquistando el mundo, aportan a la sociedad civil en general, y aun son un poder a pesar de las vicisitudes y confrontaciones que tienen en el actual gobierno y aun persistan como piedra angular en las decisiones de los políticos. Además los católicos, son personas de buena fe y de buenos sentimientos que ayudan a rescatar personas de las drogas.

Pero vuelvo a caer en lo mismo, no creo en los diezmos, no creo en los pagos a las iglesias, esta bien hay que pagar agua, luz, teléfono, movilizaciones, etc etc etc, pero si yo soy líder de una religión debo estar consciente de mi rol y por lo tanto, si soy una servidora o hija directa de Dios como algunos se llaman a si mismo, pues debería estar al tanto que yo no cobrare nada por eso.

Hace 4 años exactamente conocí a alguien, un gran personaje cristiano de un pueblo, y podía verlo manejando una camioneta 4X4 a todo de lujo. Y exclamaba: Esto me la dio Díos, porque el así lo quiso, el lo quiso porque el sabe que yo necesito un vehículo para poder ir propagando su palabra, su palabra de amor y de sabiduría, la humildad ante todo..... y yo lo veía reflexionando cada una de sus expresiones de la cara, y ojo!!! vuelvo y repito no es que sea atea o algo por el estilo sino que no puedo sucumbir a los encantos de una culebra venenosa que solo percibe del sueldo de sus seguidores para poder vivir bien. 

Creo en Dios, y creo que algo mas grande y extraordinario, ese es el secreto mejor guardado de nuestras vidas y que solo lo sabemos cuando dejamos de existir, creo que este espacio material que estamos viviendo en este momento es una transición a la vida espiritual y es por la cual nos debemos preparar: haciendo el bien y tratando en lo posible en que la convivencia con las personas que nos rodea sea placentera y en perfecta paz y armonía.

No creo en un Dios pagado, multiplicado, sumado, dividido y restado, no creo en un Dios diezmado que enjuagara mis pecados en los bolívares que yo deposite y que yo al morir, pues, me dará la vida eterna. Pero como saben ellos que existe vida eterna en base al dinero que yo di?

La siguiente nota la cierro diciendo que vuelvo a repetir que respeto mucho las decisiones de muchas personas, yo por ejemplo, creo en un Dios, y creo en los espíritus con luz y que yo fui testigo de un milagro, ojo no pague para que esto se me diera, simplemente fue como una enseñanza que me dio la vida y con la cual he aprendido a vivir, sin embargo, no voy a darme golpes de pecho a un templo y a gritar exaltada: gloria a dios, porque tal vez no es mi estilo personal de llegar a Dios. A veces creo que lo hago y no lo estoy plenamente segura, es cuando tomo comida de la que me queda y se las doy a los alcoholizados que suelen estar al frente del edificio donde vivo, Cuando lavo y plancho la ropa y le pregunto a Vladimir que va a hacer con una camisa que tiene un hueco y el me dice: Botala!!! pues la tomo y se las llevo a uno de ellos, Una noche de tremenda lluvia un borracho acostado en la acera del frente totalmente emparamado, baje, abrí la puerta y permití que pasara la noche en las escaleras del edificio a las 5 le abrí y le lleve una taza de café, cuando veo que un niño que pide dinero y sin pensar para que es le doy así sea un bolívar fuerte, cuando sufro al ver las imágenes del Desastre de Japón y hay impotencia ante tal magnitud de muertes, cuando veo una niña de la misma edad de mi hijo vendiendo golosinas en un autobús y pensar que de allí solo se podrá sacar una prostituta infantil, una delincuente juvenil o un consumidora de droga o simplemente las 3 al mismo tiempo.

Pero eso es la vida, y por lo cual, no debemos quedarnos parados viendo como pasan esos acontecimiento, todos tenemos fallas y errores y yo tengo muchos, y tal vez hasta mas que esas pobres personas que vinieron a este mundo a tener esas necesidades y al llevarlas al extremo que describí anteriormente.

Lamentablemente, mientras el mundo siga siendo mundo, y la gente siga siendo gente, no se podrán cambiar esos paradigmas y la sociedad seguirá cegado por los patrones capitalistas y su ego se volverán mas materialistas. Se olvidan de reflexionar en Dios por lo menos 10 minutos al día, se olvidan chequearse a si mismo para ver que hicieron por dios en el día que transcurrió y que algo tan fácil: hacer el bien estuvo en la lista de sus prioridades en sus respectivas agendas.

Yo creo que así debe ser, mientras no le hagamos el mal a las personas, y estamos bien con nosotros mismos, pues creo que no tendré que pagarle a alguien para que limpie mis pecados, y por cierto, conmigo no lo pueden obtener pues estoy como la canción de Juan Gabriel: No tengo dinero, ni nada que dar, lo único que tengo es amor para dar. FELIZ DIA!!

No hay comentarios.:

PRACTICAS DE TICS EN ESTUDIANTES DE COMUNICACIÓN SOCIAL DE LA ALDEA "SIMÓN RODRÍGUEZ"

Como parte del desarrollo de nuevos profesionales en el área de Comunicación Social de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV) y Misi...